ATENEOS DEL CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL PROYECTO NACIONAL

INTERCAMBIOS ATENEOS DEL CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL PROYECTO NACIONAL

ATENEO 1: Las elecciones del 28 de junio, ¿contribuyen o no al Proyecto Nacional?.Disertante: Lic. Rubén Rojas Breu.

ATENEO 2 : PROYECTO NACIONAL EN EL PENSAMIENTO DE PERÓN. Disertante: Hugo Melgarejo

ATENEO 3:  CONCEPTOS ANTAGÓNICOS DE NACIÓN.Disertante: Prof. Honorio Diaz.

ATENEO 3 CONCEPTOS ANTAGÓNICOS DE NACIÓN

Intercambios

En la exposición de apertura, Honorio Díaz destacó hechos históricos e ideas  para entender las diferentes concepciones de nación que se gestaron en el país. Algunas de ellas son:

  • El pensamiento nacional surge como una crítica al pensamiento liberal instaurado en el país.
  • Dicho pensamiento liberal está condensado en tres obras: el Facundo de Sarmiento donde se expone el antagonismo entre civilización y barbarie, las Bases de Alberdi que busca establecer un orden constitucional rechazando los modelos independentistas de otras constituciones latinoamericanas y planteando un esquema asentado en el liberalismo pero no en la democracia a la que no menciona y trata de limitar a través de un sistema electoral de triple representación y el Belgrano de Mitre en el que se alude a una supuesta nación preexistente al estado, constituida por los anti- españoles, es decir los liberales, quienes son los constructores de la nación, mientras que sus destructores son los caudillos, siendo en consecuencia la nación el resultado de la lucha de los liberales.
  • El Estado Argentino se constituyó en tres momentos: Urquiza, Mitre y Roca/Avellaneda y a partir de la cosmovisión de ese estado se generó la Nación. Una nación políticamente oligárquica, negadora del aborigen, que busca la mano de obra extranjera frente al gaucho y  subordinada al mercado mundial.
  • Yrigoyen incorpora al Estado Nacional el elemento democrático del que carecía, pero no cambia el modelo económico dependiente.
  • Por esa época surge un nacionalismo hispánico que reivindica esta vertiente de nuestro pasado en contra del anti españolismo vigente hasta entonces, pero rechaza fuertemente la democracia que instalaba Yrigoyen.
  • Recién con FORJA se plantea un nacionalismo popular, es decir, vincula la nación con el pueblo y se constituye en un puente entre el yrigoyenismo y el peronismo.
  • El peronismo incorpora fuertemente no sólo la democracia ampliada sino lo social y la emancipación económica como elementos fundamentales de la nación.
  • La crisis de la Argentina es no haberse constituido como un Estado Nacional Independiente.

A partir de dicha exposición se volcaron e intercambiaron una serie de análisis cuyos aspectos más relevantes tratamos de rescatar a continuación:

  • La democracia vía voto popular ya estaba planteada por Borrego.
  • Güemes Artigas y otros caudillos tenían un espíritu democrático que no pasaba por el sistema del voto.
  • La emancipación es imposible sin liberarse del dominio financiero. De Rivadavia hasta acá viene siendo así. ¿Cómo se puede enfrentar esto? La condición básica para liberarse es la unión latinoamericana.
  • Por otro lado resulta importante tener en cuenta que la antipatria tienen una gran pobreza de ideas, pero pueden sobrevivir a pesar de eso porque existe todo un condicionamiento mental que los favorece; nosotros, en cambio, necesitamos ideas y creatividad para seguir viviendo y creciendo.
  • Habría que rescatar como parte de la nación a los aborígenes su historia y sus luchas. Pero hay que ser muy precavido en estos temas porque desde los poderes internacionales, se favorecen y se financian todas las aristas o aspectos que puedan generar divisiones.
  • También hay que considerar que el pueblo argentino es tanto étnica como culturalmente mestizo o criollo, lo cual, como dijo Scalabrini Ortiz, es la base de nuestra fuerte impronta humanista, porque “casi ninguna experiencia humana nos es ajena” por efecto de la convivencia entre poblaciones de casi todos los lugares del mundo.

ATENEO 2 PROYECTO NACIONAL EN EL PENSAMIENTO DE PERÓN

Intercambios

En la exposición de apertura, Hugo Melgarejo estableció algunos conceptos y destacó algunos hechos históricos básicos para entender el significado de la idea del Proyecto Nacional en Perón. Algunas de ellas son:

  • Perón toma el concepto de De Gaulle quien en 1966 definió un Proyecto Nacional como “Una idea cierta y precisa de la Nación que queremos”
  • Esta idea surge como producto de los adelantos tecnológicos que incidieron fuertemente en las ideas y prácticas de la planificación. Anteriormente se hacían desde el presente hacia el futuro y con una duración máxima de 5 años, ahora se plantean desde escenarios de futuro hacia el presente y con duraciones de hasta 30 años; esta práctica fue desarrollada por multinacionales como la Shell.
  • La Patria alude a la tierra de los padres mientras que la Nación al lugar de nacimiento. También hay quien considera la Nación como algo establecido por Dios, es decir ajena a la voluntad humana y otros la consideran como una simple creación burguesa totalmente temporal y humana. En Perón es una creación humana pero entendiendo que lo humano tiene una dimensión trascendente, que se transfiere a la Nación.
  • Para Perón un Proyecto Nacional es una idea cierta y precisa de la Nación que queremos formulada por los intelectuales, querida por el pueblo e implementada por los Gobiernos.
  • Cuando Perón plantea el Modelo Argentino del Proyecto Nacional e invita a las fuerzas políticas y sociales a discutirlo y tratarlo, no obtiene ninguna respuesta salvo la de Allende.

A partir de dicha exposición se volcaron e intercambiaron una serie de análisis cuyos aspectos más relevantes tratamos de rescatar a continuación:

  • La idea de Proyecto Nacional fue dejada de lado y sustituida por la idea de Modelo y específicamente de Modelo Económico.
  • Se planteó que para Perón “la mejor idea sin el calor del pueblo no sirve para nada” y se informó que ya en 1953 Perón planteaba la necesidad de defender los recursos naturales y proponía el tratado ABC (Argentina Brasil Chile) para defenderlos, lo que amplió y desarrolló más aún en el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional.
  • Se informó que hubo un proyecto para hacer una Universidad del Proyecto Nacional de la CGT y la CGE que fracasó.
  • Cuando Perón volvió al país destacó la destrucción de que había sido objeto el hombre argentino. A su muerte y con el proceso de reorganización nacional la destrucción se profundizó en forma mayúscula. Ante esta situación no deberíamos ser más modestos que plantearnos un proyecto Nacional?
  • Quizás el Proyecto Nacional hoy empiece por plantearse una democracia integradora como camino para la reconstrucción y reintegración de la Nación
  • Se recalcó la importancia de la doctrina justicialista en el Modelo Argentino para el PN de Perón como elemento permanente y la necesidad de actualizar algunos aspectos del mismo ya que tanto positiva como negativamente, se han profundizado en el tiempo que va desde su lanzamiento hasta hoy. Se puntualizó al respecto que lo permanente es la ideología y lo demás debe actualizarse.
  • A Perón hay que leerlo desde el Modelo Argentino de Proyecto Nacional para atrás ya que en él completa y expresa todo su pensamiento y experiencia.
  • Un Proyecto Nacional tiene algunos prerrequisitos. Que pueda pensarse el futuro, lo que hoy no existe ya que se ha implantado una noción de presente exclusivo sin futuro. Que pueda pensarse en Nación, lo que antes era un dato un supuesto y hoy está en discusión a causa de la penetración cultural.
  • Desde la formulación de la Comunidad Organizada hasta ahora ha triunfado una ideología absolutamente opuesta: la ideología del mercado, en la que en lugar de pensar que donde hay una necesidad hay un derecho, se piensa que donde hay una necesidad hay un negocio. De manera que hoy nos vemos ante la necesidad de dar vuelta todo.
  • De la Comunidad que es un conjunto humano vinculado por lazos emocionales de pertenencia se ha pasado a una sociedad que es un conjunto humano solo vinculado por un “contrato” racional utilitario.
  • Y el Estado se ha convertido en un instrumento absolutamente subordinado a las multinacionales de los negocios.
  • ¿Puede haber Proyecto Nacional sin poder?
  • Hoy el poder es pequeño porque no hay nación ni pueblo grandes; estamos empequeñecidos y hay un pensamiento extranjerizante, por eso mismo hay que apelar a todos los argentinos ya que un Proyecto Nacional o es de y para todos los argentinos o no es.

Al terminar el Ateneo quedó una pregunta surgida a partir de la conciencia un tanto frustrante de que teniendo como legado riquísimo el Modelo Argentino del Proyecto Nacional, no sabíamos ni teníamos claras las vías de implementación y concreción del mismo. La pregunta es la siguiente:

¿Qué hacemos con el Modelo Argentino del Proyecto Nacional de Perón? ¿Lo implementamos? ¿Cómo? ¿Lo actualizamos? ¿Qué si y que no?

Queda abierto el debate virtual hasta el Ateneo posterior al Ateneo 3 “Proyectos Nacionales y Antinacionales en la historia Argentina” a realizarse el día 19 de Junio a las 18,30 horas en Alsina 1440

ATENEO NRO 1: Las elecciones del 28 de junio, ¿contribuyen o no al Proyecto Nacional?.

El 8 de mayo pasado realizamos el Primer Ateneo del CEFPN (Centro de Estudios y Formación para el Proyecto Nacional) sobre:

Las elecciones del 28 de junio, ¿contribuyen o no al Proyecto Nacional?.

La exposición estuvo a cargo de Rubén Rojas Breu y su presentación esta disponible en :

https://proyectonacional.files.wordpress.com/2009/05/primerateneo2009_exposicionrrb.ppt

El resumen y los intercambios que se suscitaron que compilara Carlos Wilkinson es el suguiente:

Ateneo 1. Exposición de apertura:

En la exposición de apertura, Ruben Rojas Breu hizo algunas definiciones  conceptuales importantes para entender la relación entre las elecciones y  un Proyecto Nacional. Algunas de ellas son:

  • Un Proyecto Nacional es un Proyecto que nos conduce a una Nación justa y plenamente desarrollada  en lo social, cultural, político y económico. Pueblo es la población políticamente culturalizada y organizada para sostener y desarrollar la Nación.
  • Desde los albores de la Patria se dio el conflicto básico que nos determina desde hace 200 años: entre quienes impulsan el Proyecto de Nación y quienes sirven al contraproyecto de dependencia.
  • El colonialismo triunfa cuando las poblaciones se dejan ganar por la caída de la autoestima, por la renuncia a la nación plenamente soberana, por la renuncia a un Estado potente, etc. Por eso la ofensiva que durante estas más de tres décadas últimas padecemos, no sólo se da en los terrenos económico y geopolítico, sino también en el cultural, el educacional, el ideológico.
  • Hoy en día, especialmente desde las jornadas de 2001 (14 de octubre y 19/20 de diciembre) estamos en una especie de impasse en el cual ni los ejecutores del Antiproyecto logran consumar sus propósitos, ni los impulsores del Proyecto conseguimos contar con el suficiente poder como para su definitiva realización.
  • Necesitamos reconstruir al Estado argentino para que sea instrumento del Proyecto Nacional. La Argentina no tiene un Estado débil ni ausente; tiene un Estado fuerte que está muy presente para servir a los intereses neocoloniales y de las castas y mafias locales que son sus cómplices.
  • También es necesario diferenciar “Pueblo” respecto de “gente”, “opinión pública”, “sociedad”, “sociedad civil”, “ciudadanía” y, en particular “electorado”. El electorado es la población haciendo ejercicio del voto en determinadas condiciones y el valor estratégico de su manifestación depende de: si se da en el seno de una sociedad que debate y participa o si por el contrario se da en una sociedad divorciada entre quienes se candidatean y la población, como es el caso actual.
  • El electorado abstencionista expresa este divorcio y pone de manifiesto la necesidad y la propuesta de una transformación profunda; busca conducción y representación, lo cual nos obliga a considerarlo muy especialmente. Ganó en octubre del 2001, en varias elecciones desde entonces y, recientemente, en Catamarca. Allí es donde están amplias franjas con faltas de conducción, canalización y representación.
  • La falta de credibilidad recíproca y la confusión entre Conducción / Representación/Administración, que llevan al meneado diagnóstico de “crisis de representación”, profundizan este divorcio.
  • Conducción es conducción de Pueblo + Nación, no es, como se entiende a menudo, la acción excluyente de un conductor; es conducción del Pueblo hacia el desarrollo de la Nación e implica rumbo, dirección, convocatoria, políticas, etc. En resumen, es Estrategia, Pueblo y Conductor / líderes.Ateneo 1. Intercambios

A partir de dicha exposición se volcaron e intercambiaron una serie de análisis cuyos aspectos más relevantes tratamos de rescatar a continuación:

1-   Un elemento central del concepto de Nación es el sentido de pertenencia

2-   La Nación es lo que somos, independientemente de si tenemos proyecto nacional o no. La situación actual muestra que es necesario despertar desde eso que somos y el gran obstáculo que encontramos es la fragmentación. Cada grupo o sector trata de desarrollar al conjunto desde su propia visión lo que lleva a un fracaso seguro. Resulta imprescindible compartir objetivos y responsabilidades de cada parte en el marco de un camino común.

3-   Resulta necesario acordar el significado de las palabras Nación, Estado y Pueblo, porque si no se presentan confusiones que hacen difícil entendernos. Desde un significado un poco diferente al establecido hasta aquí, se puede decir que los países latinoamericanos somos el resultado de que nos construyeron como naciones imposibles y no soberanas desde Estados impuestos, convirtiéndonos en países inviables o “Estados fallidos”.

4-   Estamos en un estado de pasividad que nos convierte en peones de alguien que nos está conduciendo desde afuera, dejando a cargo de elementos locales la “representación” y la administración necesaria para llevar a cabo los objetivos de esa conducción. Los colonizadores aprendieron a evitar, de esa manera los ejércitos de ocupación.

5-   Estamos en un estado de impotencia y ajenidad (lo que se expresa claramente en la designación de “este” país, al que además se le suele agregar el “de mierda”) que ataca la convicción de las posibilidades de un nosotros para construir lo nuestro.

6-   Esta realidad está acentuada por un quiebre generacional entre quienes vivimos un proyecto nacional y quienes no.

7-   Desde el 2001 estamos en una situación de “empate” entre el Pueblo y el Estado Colonial (que no es un Estado ausente ni débil, sino presente y fuerte en lo que le conviene).

8-   La Nación, el pueblo y el proyecto nacional son realidades profundamente interconectadas y dinámicas de manera que no están siempre en la misma situación ni estado. Los dos golpes grandes recibidos por el pueblo argentino, que impidieron la concreción de una nación hecha a su manera, fueron la organización “nacional” de Mitre – cuyo fracaso se evidencia con la aparición del Yrigoyenismo y del Peronismo – y el proceso de “Reorganización Nacional” de Videla y Martinez de Hoz. Hoy el pueblo argentino se está recuperando de éste último golpe.

2 comentarios to “ATENEOS DEL CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL PROYECTO NACIONAL”

  1. harry Says:

    PERONISMO Y GAULLISMO EN UN ESCENARIO SIN LUGAR PARA LOS DEBILES.

    El tema es que Perón y De Gaulle (estoy respondiendo a varios correos que mencionan el asunto) tenían una concepción orgánica estratégica de la Nación. Ninguno de los dos necesitaba de los votos fundacionales porque ya los tenían en función de medidas justamente antipartidocraticas.
    El Perón que nace en 1943 y el De Gaulle de la proclama de 1940 nacen como hombres solitarios que van nucleando mayorías en una clave netamente antiparticratica,los dos vuelven al poder por crisis sistémicas, la guerra civil que enfrenta Perón como arbitro en 1972 y la guerra de Argelia que pone a De Gaulle en la opción de decidir un futuro Europea Continental en su alianza con Alemania o mantener un imperio colonial en decadencia codiciado por americanos y soviéticos.
    El problema del peronismo actual es que todos, incluyo a los K como un protoperonismo de izquierda y al peronismo disidente como un protoperonismo republicano necesitan hacer baza en el corazón del electorado porque ninguno de ellos tiene una gesta histórica que los legitime.
    Los votos de K se diluyen pero los de Macri o Sola no crecen como proyecto, solo como oposición, porque ninguno totaliza a la Nación.
    En realidad la crisis es tan profunda que estamos a punto de mutar hacia un sistema parlamentario por inercia o entrar en una inestabilidad presidencial muy similar a la de los gobiernos militares después de la aventura boulangerista de Ongania.
    Nuestro parlamento es débil, inseguro, la institución presidencial tiene resortes fuertes pero sin proyectualidad alguna.
    Por eso Brasil nos gana la carrera.
    Neesitamos una gran crisis para generar una política profunda y revolucionaria o evolucionar por vía del consenso hacia sistemas europeos.
    Esta última posibilidad se excluye, sin embargo, por nuestra nueva derrota económica.
    Por eso hay que reformular nuevamente al Estado ,volver al servicio militar, salir de este melifluo Tratado de Versalles que nos nos atrevemos a denunciar y pelear por los grandes espacios que son básicamente nuestros.
    Algunos de las propuestas que circulan en ámbitos aparentemente opuestos no son demasiado diferentes entre si -el gaullismo tuvo su Rene Capitant que propiciaba la asociación entre el capital y el trabajo por vía del accionariado popular y por eso fue eliminado.
    El gaullismo es un tenue protofascismo republicano o una monarquía morigerada y el carisma de Perón suplió a las estructuras hasta que desapareció.
    Perón no tiene tiempo para crear el Estado en 1974 y queda como Mao.
    Bien, hay que asumir esa realidad porque la guerra geopolítica recién comienza y será mucho más desgastante que la lucha bipolar ideológica llamada Fría.
    No habrá Convención de Ginebra alguna en esta nueva guerra y esto es lo que tenemos que entender.
    Edgardo Arrivillaga.-
    blog.harrymagazine.com

  2. Miguel Rial cores Says:

    Qué más se puede decir. Al pueblo argentino siempre le costó aceptar la realidad. Observa todo lo que pasa en el país como si fuera una película, lo cual hace que vea las cosas como una ficción; hasta que esa realidad le toca el hombro, pero ya es tarde. Me quedo entonces con el buen comentario de Edgardo, que condensa todo lo que se pueda haber dicho en torno a este tema, e incluye -diría yo- hasta la misma razón del nacimiento de “proyecto Nacional”. Y me quedo definitivamente con el último párrafo, al cual debemos incorporar para siempre en nuestras mentes, porque en ésta mutación del mundo, el país que no opte por la “unidad organizada”, desaparece (así de simple). La guerra geopolítica ha comenzado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: