¿Tomar el Poder o Desarrollar el Poder?

¿TOMAR DEL PODER O DESARROLLAR EL PODER?

 Carlos Wilkinson Marzo 2009

Nunca me gustó la frase “la toma del Poder”; no sé muy bien porqué. Supongo que es porque “cosifica” el poder, como si fuera un objeto que está allí, y hay alguien que lo tiene, a quien hay que quitárselo. De esa forma se impide visualizar el aspecto relacional del poder. Dado que siempre que se habla de poder, en realidad, se está aludiendo a una relación de poder entre dos o más personas o grupos o sectores sociales entre sí.

 

Sin embargo, algo tiene de cierto esto de tomar el poder. Porque existe una cosa llamada Estado, en la que se concentró el “uso legítimo de la fuerza pública”; es decir que en la “cosa” llamada Estado, existe una porción importante del poder, en la medida en que dicha organización o “aparato”, al tener la exclusividad del uso de la fuerza pública, está capacitada para imponer al resto de la sociedad una acción hegemónica absoluta. Dicho de otra manera, el Estado está capacitado para hegemonizar o dominar la relación Estado/sociedad.

 

La división de ese Estado en tres poderes y el sistema electoral que le permite a la sociedad, supuestamente, decir quien va a ejercer ese poder, no elimina en absoluto la condición básica de dicho Estado: la hegemonía absoluta en el uso legítimo de la fuerza sobre el resto de la sociedad. De más está decir que esta estructura del Estado fue pergeñada por la nobleza y la burguesía europea, entre uno de sus motivos fundamentales, para quitarle poder al campesinado que disponía de armas, y en consecuencia de poder de coacción propio. Al quitarle la posibilidad de usar la fuerza, anularon su capacidad de oponerse al “Estado” que ambos sectores armaron en función de su ideología e intereses; asegurándose que el pueblo no deliberara ni gobernara, sino “a través de sus representantes”.     

 

Es bueno recordar que ese Estado europeo fue “exportado” a nuestra América para “imponer” sus designios, no al campesinado rebelde, sino a todos los pueblos originarios y criollos o nuevos gestados en estas tierras. De manera que su carácter impositivo fue mucho mayor aún que en Europa.

 

La pregunta del millón es ¿Al buscar y eventualmente tomar ese poder estatal no estamos convalidando y reforzando una relación de imposición hegemónica de un aparato estatal sobre toda la sociedad? Creo que resulta evidente que sí.

 

De manera que por ahí, la cuestión no pasa tanto por “tomar el poder” sino por modificar esa estructura de poder asentada en un Estado hegemónico, a partir de un cambio en la relación entre la sociedad y ese Estado. Para lo cual no es imprescindible esperar a tomar el Estado, ya que se puede ir desarrollando el poder social y presionando sobre el Estado, lo que implica modificar ya, en mucho o en poco, la relación sociedad/Estado. Y aunque para lograr ese cambio sea necesario – aunque para nada suficiente – “tomar el poder”, ésta toma del poder, tendría que transformarlo sustancialmente, para constituirse en un elemento más de la modificación de la relación de poder entre la sociedad y el Estado.

 

Resulta muy bueno recordar, en ese sentido, que, sistemáticamente, todos los movimientos populares, desde Artigas hasta Perón, dieron a la participación organizada del pueblo en el Estado un papel absolutamente esencial. Esto de “Un gobierno centralizado, un Estado descentralizado y un Pueblo libre y Organizado” tiene que ver con la transformación de la relación sociedad/Estado que necesitamos llevar adelante. Lo podemos llamar democracia participativa o social o directa, pero la base conceptual y metodológica a desarrollar, me parece que se encuentra por esos antecedentes en los que deberíamos profundizar; porque son los nuestros.

 

 


Una respuesta to “¿Tomar el Poder o Desarrollar el Poder?”

  1. Fernando Foitzick - Luis Terroba Says:

    Estimados compatriotas y breve.
    Les invitamos a leer los documentos básicos que hemos publicado en el sitio que indicamos, para luego poder intercambiar opiniones.
    Planteamos en síntesis “otra lógica del poder” junto a la consigan estratégica de Unidad Nacional Latinoamericana.
    Desde Chile y con nuestros comptriotas de los distintos países de la Nación común balkanizada y a reconstruir.
    Un abrazo para todos
    Fernando Foitzick Aguila – Luis Alberto Terroba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: